Alcaldesa del Distrito toma acción de emergencia contra las «prácticas inhumanas» de Trump para retener a niños migrantes

WASHINGTON, DCEl martes la alcaldesa del Distrito, Muriel Bowser, introdujo una regulación de emergencia para bloquear un posible plan del gobierno federal para construir un albergue para niños migrantes no acompañados en la capital de la nación.

La legislación que entró en vigencia de inmediato, indica que contratistas del Departamento de Salud y Servicios Humanos no podrán construir un albergue que tenga capacidad para más de 15 ocupantes.

«Esta acción de emergencia es necesaria para proteger de inmediato la salud, la seguridad y el bienestar de los niños que reciben atención en un albergue juvenil, un centro de atención de emergencia o un hogar grupal para jóvenes, asegurando que estos niños tengan la supervisión y el cuidado adecuados necesarios para su bienestar «, dice la legislación.

Originalmente cuando funcionarios del Departamento de Salud y Servicios Humanos aplicaron para la construcción de un albergue, dichos contratistas querían que este tuviera una capacidad para más de 200 camas.

Esta acción de emergencia por parte de la alcaldesa Bowser, viene luego que la semana pasada manifestara su oposición a la construcción de un albergue en el Distrito.

«Me niego a quedarme de brazos cruzados mientras la administración Trump pone imprudentemente a los niños en peligro dejando un trauma irreparable y duradero», dijo en un comunicado la alcaldesa Bowser en Twitter.

La acción, la cual se mantendrá en efecto por 120 días, bloquea por el momento el plan del Departamento de Salud y Servicios Humanos, para construir un albergue para niños migrantes no acompañados en DC. La regla vencerá el 14 de diciembre.

Más de 69,000 niños no acompañados fueron detenidos en la frontera entre octubre y julio, informó The Associated Press. La administración Trump ha estado buscando sitios en busca de más refugios en respuesta a la afluencia de niños que llegaron solo a los Estados Unidos o fueron separados de sus cuidadores en la frontera.