Expertos aseguran que el transporte jamás volverá hacer igual por el impacto del COVID-19

Tras el azote de la pandemia del Coronavirus que logró paralizar casi al planeta entero, grandes instituciones han analizado el nuevo comienzo y según el panorama la reactivación tendrá cambios drásticos entre ellos la movilización de cada individuo.

Un estudio realizado el en las últimas semanas por IBM revela cómo las personas planean implementar nuevos métodos para transportarse de un lugar a otro, incluso menciona el abandono al transporte público pues ven en ellos el riesgo de contagio. 

FUERON 14,000 MIL PERSONAS LAS QUE SE ENCUESTARON, A ELLAS SE LES HICIERON UNA SERIE DE PREGUNTAS, SUS RESPUESTAS DEVELAN EL INTERÉS POR BUSCAR ALTERNATIVAS PARA CONTINUAR EL DISTANCIAMIENTO SOCIAL.

De la población encuestada el 17% dijo que tiene la intención de usar su vehículo personal con más frecuencia; mientras que  las personas que usaban regularmente el transporte público, como autobuses, trenes subterráneos o trenes solo el 20% dijo que ya no lo haría, y otro 28% dijo que lo usaría con menos frecuencia.

De igual forma otra parte de la población mencionó  que usarían los servicios con menos frecuencia o dejarían de usarlos por completo. Pero para otros no quedará más alternativa que la compra de un vehículo.

Lo anterior pareciera ser una respuesta atractiva para las compañías que se dedican a la fabricación y venta de vehículos, es por eso que muchas de ellas ofrecen actualmente bajas tasas y condiciones para la adquisición de un automotor, por supuesto para sobrevivir en medio de la crisis y evitar el colapso económico.

Por otra parte la encuesta también detalla que el 75% de las personas han estado trabajando desde casa, y afirmaron que les gustaría continuar haciéndolo al menos ocasionalmente. 

El volver a retomar la “normalidad” será un proceso desafiante y lento consideran los especialistas ya que estos cambios también afectarán a otros rubros, entre ellos se mencionan restaurantes y centros de atracción turística, pues muchos de los encuestados aún no muestras el interés de tomar un transporte público ó salir con grupos de excursión para movilizarse a estos sitios.

El cambio y la adaptación son por ahora el gran reto para quienes hacen uso del transporte en su diversidad de formas.