Familia del activista del DMV, Nelsy Umanzor «pide con sentido de urgencia» el apoyo de la comunidad.

WHEATON, MD – Nelsy Edilberto Umanzor, un hombre originario de la Isla Meanguera del golfo, departamento de La Unión, El Salvador, junto a su esposa emigraron en el año 2000 en busca de cumplir sus sueños de superación como todo todos los que llegan a este país en busca de oportunidades.

De profesión contador público en su país, pero para alcanzar sus objetivos dentro de la nación americana por muchos años se dedicó a trabajar en una compañía de limpieza y es así como junto a su esposa Rosy Larios han forjado una familia sólida que ha sido aliento y fuerza para muchos compatriotas y también para aquellos inmigrantes que buscan una oportunidad de progreso, y fue ese mismo espíritu de lucha que lo hizo representar y abogar por los derechos de estas personas, convirtiéndose en uno de los activistas más reconocidos del área triestatal. 

“Luchare por los inmigrantes hasta el último día, siempre estoy preparado a la voluntad de Dios para continuar este camino.” Expreso con un notorio cansancio y debilitada voz Nelsy a Noticias DMV.

Rosy asegura que la vocación de servicio ha sido parte de los dones y carismas que Nelsy ha tenido a lo largo de su vida, pues también fue pastor de la Iglesia Evangélica Getsemani, pero su llamado pastoral le llevó a servir de otra manera.

“Renunció a su labor como pastor para convertirse en capellán en las cárceles, el dice que lo suyo además de apoyar a los inmigrantes es llevar palabras de ánimo a los enfermos en los hospitales, a los encarcelados y a los que viven en soledad” expreso la esposa de Nelsy a este medio digital. 

El activista ha sido el pilar fundamental para la familia, un hombre lleno de vida cambio su estado de ánimo de la noche a la mañana y fue en el mes de mayo que un aparente mal estar estomacal lo llevarían a parar al hospital, ahí tras una serie de exámenes el 14 de junio recibió la noticia que marcaría un antes y un después para la familia salvadoreña.

“Le salió una pelotita en el ombligo, algo que se veía tan insignificante se convirtió en la pesadilla, y en ese  momento en que el doctor nos dijo el diagnóstico, cáncer de estomago, nos quedamos en Shock, sentí que mi mundo se vino encima, porque el siempre ha sido un hombre fuerte y esto no lo esperábamos” continuó comentando Rosa. “Yo le pido a la comunidad que no nos deje solos, que nos den su apoyo en todos los  aspectos, ahora Nelsy es quien necesita de ustedes y por favor llévenlo también en sus oraciones.”

Si usted desea brindar una mano amiga a Nelsy, una cuenta GoFuDme ha sido habilitada (Nelsy Umanzor medical expenses), donde se colectan fondos para sus gastos médicos, pero también puede obtener más información llamando al (240) 393- 7014. 

Cada día que pasa es una guerra ganada, asegura la familia, quienes no pierden la esperanza y la fe en medio del proceso. 

“Esperamos un milagro de Dios y poder dar el testimonio.” Concluyó Rosa Larios.