La “frialdad” de la enfermera asesina de Virginia, inyectó a siete pacientes dosis letales de insulina

VIRGINIA – Una ex asistente de enfermería fue condenada a cadena perpetua luego de haber sido hallada culpable por el asesinato de siete personas y el intento de una más.

Reta Mays de 46 años, pasará los próximos años de su vida luego de que un juez la declarara culpable de haber cometido varios asesinatos. Según los datos proporcionados por las autoridades, la acusada laboraba en el Centro Médico Louis A. Johnson VA Clarcksburg , los datos señalan que la enfermera indicó dosis altas de insulina a los pacientes de manera intencional lo que ocasionó la muerte a estas personas. 

Louis A Johnson VA Medical Center

Un investigador aseguró que la asesina permanecía al lado de los pacientes para verlos morir, lo que ocurría algunas horas o hasta semanas después de las inyecciones. La perpetradora permanecía en la habitación incluso mientras los doctores revisaban a los pacientes y trataban de contrarrestar los efectos de las inyecciones.

Aunque la también veterana de la guerra de Irak no reveló sus motivaciones detrás de los crímenes, ella afirmó que tomaba medicación para tratar su trastorno de estrés postraumático, el cual los fiscales creen podría ser empleado por la defensa como explicación para los asesinatos, según indica el diario The Washington Post de Estados Unidos.

Según explicó un investigador, Mays aprovechó los errores del sistema de software del hospital, que daba lecturas erráticas del nivel de glucosa en los pacientes, para cometer los crímenes sin ser detectada.

Los hechos habrían ocurrido entre los años 2015 y 2018, en ese entonces Mays era la encargada de evaluar a los pacientes, checar signos vitales y controlar sus niveles de glucosa.  Las víctimas eran veteranos de guerra según detalla el informe y fueron identificadas como: Robert Edge Sr., Robert Kozul, Archie Edgell, George Shaw, Felix McDermott y Raymond Golden. El séptimo veterano por el que se le acusa también de asesinato fue identificado por sus iniciales, W.A.H.

Los fiscales del caso dijeron haber obtenido un gran logro satisfactorio para las familias de las víctimas, Bill Powel, fiscal del caso habló al respecto y dijo que este era el resultado de años intensos de trabajo junto al equipo de investigadores, esperando que al menos traiga consuelo a las familias de las víctimas.  “Nada de lo que hemos hecho traerá de vuelta a sus seres queridos”, dijo Powell. «Pero esperamos que el trabajo de estos agentes y los fiscales honre los recuerdos de sus seres queridos y, de alguna manera, alivie parte de la angustia que ha sufrido». Sostuvo.

Fue en la Corte Federal que Reta Mays , luego de escuchar lo que el juez del caso Tomk KLeeh  decía, que entre lagrimas Mays se declaró culpable de todos los cargos señalados.  Ahora la mujer se encuentra en la Correccional Carcelaria Regional de West Virginia, lugar donde pagará su condena.