Mamá de Vanessa Guillén le pidió cara a cara a Trump “que se toque el corazón”, quiero saber la verdad

WASHINGTON, DC – La familia de la soldado hispana Vanessa Guillén se reunió este jueves en la Casa Blanca con el presidente Donald Trump. Sentada al lado del mandatario y con lágrimas en los ojos, la madre de la joven, Gloria Guillén, le pidió “que se toque el corazón” para que apoye perseguir la justicia por la muerte de su hija y respaldar la propuesta de ley #IAmVanessaGuillen.

La historia de mi hija es una historia de toda la nación“, aseguró la mexicana al presidente. Vanessa Guillén, de 20 años, fue asesinada el pasado 22 de abril en la base Fort Hood, en Texas. Sus restos mortales aparecieron meses después a orillas de un río cercano a la instalación militar. La familia denunció durante meses la inacción de las Fuerzas Armadas ante el caso.

El presidente aseguró que lo que había leído del asesinato le había afectado mucho y se comprometió a impulsar una investigación en profundidad. Trump también ofreció ayuda financiera para pagar los gastos fúnebres de la hispana.

Gloria Guillén dejó claro que el objetivo de la familia y de la abogada va más allá de esclarecer todos los detalles del asesinato de la joven soldado. La justicia para Vanessa Guillén, explican los familiares, es asegurarse que lo que le pasó a ella no vuelva a ocurrir a otra persona que haya puesto su vida al servicio del Ejército.

Es por ello que pidieron el respaldo de Donald Trump a la ley #IAmVanessaGuillen, que busca que las víctimas de acoso sexual en las filas del Ejército puedan denunciar a un organismo civil.

__________

LA FAMILIA GUILLÉN ASEGURA QUE VANESSA LES HABÍA DICHO QUE ESTABA SUFRIENDO ACOSO SEXUAL PERO NO LO COMUNICÓ A LOS MANDOS DE LA BASE FORT HOOD POR MIEDO A SUFRIR REPRESALIAS.
__________

El mismo día que los familiares de la soldado hispana fallecida se reunieron con Donald Trump, el secretario del Ejército, Ryan McCarthy, envió un comunicado en el que comunicaba los nombres de cinco civiles que deberán investigar si la actuación de los mandos de Fort Hood ante el caso Guillén “refleja los valores del Ejército”.

Antes de emprender rumbo hacia la Casa Blanca, la familia Guillén se rodeó de manifestantes, activistas y miembros de la comunidad que alzaron la voz al unísono para pedir justicia. Algunos de los asistentes emprendieron una caravana por carretera desde sus lugares de residencia, principalmente ciudades texanas pera también desde otros estados como California y Carolina del Norte.

Vía | La Opinión