Que tristeza lo que sigue pasando en el salvador: Pandillas provocan éxodo de familias en un cantón

Al menos seis familias han abandonado sus viviendas en el cantón Peña Blanca del municipio de San Julián, en el departamento de Sonsonate, tras recibir amenazas de presuntos pandilleros, confirmaron este domingo al noticiero Teleprensa las autoridades locales y policiales.

__________

AGENTES DE LA POLICÍA NACIONAL CIVIL (PNC) Y MILITARES DESARROLLARON ESTE DOMINGO UN OPERATIVO EN EL SECTOR, DONDE DELINQUE LA MARA SALVATRUCHA, LUEGO QUE EL SÁBADO CIRCULARAN FOTOGRAFÍAS DE PERSONAS QUE HUÍAN DE SUS RESIDENCIAS.
__________

El alcalde de San Julián, Manuel Engelhard, quien acompañó el procedimiento para verificar cómo estaba la situación, afirmó que trabajará porque en el sitio se instale un puesto policial, para que los lugareños que han huido “puedan regresar y que tengan confianza de que no les va a pasar nada”.

Al ser interrogado sobre cómo es el ambiente en la zona manifestó que “no es que sea conflictiva”, pero que al lugar han emigrado algunos pandilleros.

“Andan como tres personas que son las que andan molestando, intimidando a la gente, no es que esta zona sea conflictiva, aquí hay gente de trabajo, gente del campo, pero lamentablemente aquí se han venido a refugiar (pandilleros) y anda sembrando zozobra en las familias, en lo que es aquí Peña Blanca”, señaló en declaraciones a Teleprensa.

El equipo del medio televisivo que constató el hecho publicó imágenes que muestran el momento en que policías y soldados realizan un patrullaje por el cantón.

Durante el operativo, las autoridades reportaron la retención de por los menos dos sospechosos en vías de investigación.

La PNC indicó al noticiero televisivo del canal 33 que “es la primera vez que ocurre” un éxodo en el cantón Peña Blanca. El último que tenían en sus registros fue el que sucedió en 2015 en el municipio de Caluco, siempre en el departamento de Sonsonate.

Este éxodo de familias se conoce luego de que el periódico digital El Faro revelara las presuntas negociaciones del gobierno de Bukele con la MS-13.

Via | EDH