web analytics

Trump apela a crisis humanitaria para insistir en la construcción del muro

El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró este martes que la situación en la frontera con México es una “crisis creciente”, a pesar de que el número de detenciones en el linde se ha reducido drásticamente en las últimas dos décadas.

Mis queridos estadounidenses, hoy les hablo porque hay una crisis humanitaria y de seguridad creciente en nuestra frontera sur”, dijo Trump en un discurso dirigido a los ciudadanos en un horario de máxima audiencia.

Trump se refirió a los problemas en la frontera como una “crisis del corazón” y una “crisis del alma”. En su discurso también dijo que los hispanos de Estados Unidos y los negros son los mayores perjudicados por la inmigración ilegal.

En la parte final del discurso se dedicó a hablar de los ataques violentos a miembros de la fuerza pública por parte de indocumentados.

Trump se dirigió al país en el día 18 del tercer cierre parcial administrativo que enfrenta su Gobierno y que no da visos de solucionarse con los demócratas y republicanos inamovibles en sus posturas respecto al muro fronterizo.

Este cese parcial de actividades administrativas es el segundo más largo en Estados Unidos desde 1976, después del que afrontó entre el 16 de diciembre de 1995 y el 6 de enero de 1996 el entonces presidente Bill Clinton.

Pese a las continuas afirmaciones de Trump sobre la crisis fronteriza que vive Estados Unidos actualmente, el número de personas que han sido detenidas en el linde con México ha disminuido drásticamente en las últimas décadas.

En el año 2000, 1,6 millones de personas fueron detenidas tratando de cruzar la frontera sur hacia Estados Unidos, una cifra que cayó hasta menos de 400.000 en 2018, de acuerdo a datos oficiales.

LEER TAMBIÉN  Acabó con la vida de su marido mientras tenían sexo, ahora está presa

La retórica contra la inmigración ilegal de Trump surgió efecto en su primer año de mandato, en 2017, cuando unas 310.000 personas fueron arrestadas por cruzar ilegalmente la frontera, registrando un mínimo.

La alocución presidencial estuvo precedida por la incertidumbre sobre la posibilidad de que Trump declarara la emergencia nacional, mecanismo que le permitiría utilizar fondos militares en la construcción de la barrera fronteriza.

El próximo jueves, Trump se desplazará a la frontera sur, donde espera reunirse con autoridades para conocer de primera mano la situación en la zona.

De esta forma, el mandatario busca sumar respaldos al muro con México, una de las principales promesas de campaña y un recurso que considera vital para garantizar la seguridad en la frontera.

Vía | La Opinión