Un infarto truncó la vida de un salvadoreño de DC, su familia pide ayuda para darle cristiana sepultura

José Beder Velázquez | 28 años

WASHINGTON, DC – A sus 39 años, José Beder Velázquez era un salvadoreño con espíritu aguerrido y luchador, emigró al país norteamericano haciendo del Distrito de Columbia el lugar de residencia cuando apenas tenía 16 y como la gran mayoría, buscando oportunidades para poder cumplir sus sueños.

Su esposa Wendy Velázquez le describe como un hombre de trabajo, dedicado a sus hijos, alegre y optimista, pero fue la madrugada del pasado 2 de junio que ese hombre al que parecía un roble un infarto al corazón doblegó toda su fuerza.

“Una noche antes me dijo que se sentía mal, pero que me quedara tranquila, al amanecer él estaba sentado a un lado de la cama y solo me dijo que llamara a la ambulancia, estaba pálido y se veía mal, llame a emergencias, y después de eso llegaron, los  paramédicos se lo llevaron a un hospital.”

Ese mismo día en horas de la tarde, la familia recibió una noticias nada alentadoras pues el cuadro clínico de José era complicado. “El médico que lo atendió me dijo que lo operaron porque un coágulo había bloqueado la arteria coronaria y era urgente que le hicieran un cateterismo cardíaco, se lo hicieron pero él estaba muy débil y quedó en coma”. Expreso la esposa.

__________

LA MAÑANA DEL 26 DE JUNIO WENDY RECIBIÓ LA LLAMADA QUE MÁS TEMOR TENÍA DE ESCUCHAR, EL HOMBRE QUE POR AÑOS HABÍA SIDO SU COMPAÑERO NO LOGRÓ GANAR LA BATALLA A LA MUERTE’’
_________

“Jamás pensé experimentar un dolor así de nuevo, y en menos de un año.” Relata con vos cortada al recordar que seis meses atrás juntos vivieron la pesadilla de perder a una hija que apenas tenía 7 años pero debido a un complicado cuadro de salud congénito falleció.

Aparentemente el estado de salud de Velázquez era bueno, pues según la cónyuge no presentaba indicios de alguna enfermedad. “José no era de las personas que mostraban su tristeza o su dolor, pero no se, si el hecho de perder nuestra pequeña Genesis halla también influido, él por no preocuparme no decía nada, aunque a sus compañeros en el trabajo si, es hasta ahora que yo lo sé por ellos” Añadió.

Enfrentar esta realidad no es fácil para la familia, especialmente para sus cuatro hijos de 13 , 10, 8 y la más pequeña con 3 años respectivamente. La incertidumbre es por hoy el agobio para los Velázquez, pero Wendy asegura confiar en Dios y en sus ángeles como nombra a su esposo e hija, con ellos asegura saldrá adelante.

Para poder llevar a cabo los actos funerarios se necesitan recaudar $15,000; dinero con el que la familia no cuenta y es por esa razón que piden ayuda a corazones altruistas para poder sufragar los gastos y dar cristiana sepultura.

La ayuda monetaria se colecta a través la cuenta Gofundme Ayuda para el FUNERAL de José Velasquezde. Para obtener más información de cómo ayudar usted puede llamar al: (202)- 494-2910.