Una madre Salvadoreña de Maryland se aferra a no perder “el sueño americano”

Rosa Gutierrez | Foto / NRP

BETHESDA, MD – Rosa Gutierrez es una mujer originaria de El Salvador, ingreso a los Estados Unidos de manera ilegal en el año 2005, vino a este país como la gran mayoría de inmigrantes, con las manos vacías pero llenas de mucha fe para  emprender nuevos comienzos, pero sobre todo salir adelante junto a sus tres hijos, de quienes asegura como madre soltera son ellos su fortaleza para no rendirse y continuar luchando por quedarse la nación americana.

Gutierrez asegura haber pedido asilo político; aparentemente fue citada a una corte para comparecer su caso, pero debido a la falta de asesoría y sin saber a quien recurrir perdió su cita, eso la obligo a permanecer en la incertidumbre y fue hasta un tiempo después que las autoridades de ICE dan con su paradero y le emiten el 18 de diciembre de 2018 una orden de deportación. 

Foto / NRP

Luego de recibir la  nota de deportación junto a un boleto de avión, Rosa opto por no renunciar al sueño americano y es así como decide pedir ayuda a las autoridades religiosas, quienes le dieron un lugar a ella y sus tres hijos en el recinto de la Iglesia Universitaria Unitaria Cedar Lane, ubicada en Bethesda, lugar que ha sido su refugio y hogar desde hace más de un año ahí vive junto a sus tres hijos.

“Ella continuará con nosotros, Al igual que sus hijos”  manifestó el reverendo Abhi Janamancki, quien es líder espiritual de Cedar Lane.

Foto / NRP

A pesar de los malos momentos ahora está mujer ve una luz de esperanza en el camino, ya que el pasado 1 de Junio su caso dio un giro a su favor con la aprobación de una prórroga de 60 días que le otorgaron las autoridades de ICE , tiempo en cual puede presentar ante las entidades de inmigración una apelación para poder postergar su estadía en Estados Unidos. 

__________

«ESTA SUSPENSIÓN DE DEPORTACIÓN GENERALMENTE ES OTORGADA A LOS APELANTES PARA DAR TIEMPO DE PREPARACIÓN EN CASO DE UNA DEPORTACIÓN Y TAMBIÉN POR RAZONES HUMANITARIAS»
__________

Por su parte Rosa asegura no perder las esperanzas y permanecer aferrada a la fe divina, confiando en un fallo positivo que sin duda cambiará el rumbo y la historia no solo de su vida sino también la de sus hijos.