«Venus» no actuó sola, otros 10 miembros de la MS-13 resultaron convictos por el crimen de «Damaris»

Venus Romero Iraheta | Damaris Reyes Rivas

VIRGINIA – Venus Romero Iraheta, de 18 años, cumplirá 40 años en una prisión luego de que torturara hasta la muerte a Damaris Reyes Rivas, de 15, para vengar la muerte de su novio.

Según las investigaciones de la policía, Romero Iraheta no actuó sola, otros 10 miembros de la Mara Salvatrucha resultaron convictos por el crimen reportado en 2017 en Springfield, Virginia.

La convicta apuñaló repetidas veces a la víctima y dejó su cuerpo abandonado en un charco. El crimen consta en videos tomados desde celulares que fueron confiscados por las autoridades.

Los atacantes convencieron a Reyes Rivas de que se fuera con ellos al Lake Accotink Park para fumar marihuana.

Pero en lugar de esto, comenzaron a interrogarla sobre el asesinato de Christian Sosa Rivas, de 21 años.

El grupo estaba convencido de que, una semana antes, la víctima había llevado a Sosa Rivas, pareja de la acusada, al lugar en el que lo mataron.

La joven, que confesó que apuñaló 13 veces a Reyes Rivas, se declaró culpable de cargos de secuestro y homicidio.

“Yo se que yo he cometido el peor error de mi vida”, dijo Romero Iraheta en la audiencia en la que le dictaron sentencia hace poco más de una semana. “Por la noche, mientras estoy durmiendo me levanto con estas memorias. Me vienen con mucha fuerza. Quisiera poder sacarlas de mí”, argumentó según cita el Washington Post.

Este año, un vídeo fue revelado por parte de la policía del condado de Fairfax, donde se ve a Iraheta confesando al asesinato.

Iraheta, habla en español y en ingles en el vídeo, y a través de un interprete le dice a los detectives lo que le dijo a Reyes Rivas antes de apuñalarla 13 veces:

“Me recordarás hasta el día en que nos veamos en el p*** infierno. No olvides mi nombre y le dije mi nombre completo y le dije mi apodo. Y se lo dije y le dije que nunca olvidara quién era. Le dije que algún día nos íbamos a ver otra vez “.

El detective luego le pregunto a Iraheta “¿Y luego qué hiciste?”, y ella respondió, “La maté.”

Detective: “¿Cómo la mataste?”

Iraheta: “Con un cuchillo.”

Detectives: “¿Qué hiciste con el cuchillo?”

Iraheta: “No recuerdo cuántas veces la apuñalé en el estómago”.

Detective: “¿Fue mucho?”

Iraheta: “Trece. Algo como eso.”

Detective: “¿Por qué 13?”

Iraheta: “No recuerdo”. No, creo que fueron las 12 aquí (señalando su estómago) y la 13 estaba aquí (señalando su cuello) “.

[su_vimeo url=»https://vimeo.com/299953072″]

Durante la interrogación, el detective le preguntó a Iraheta si su participación en el asesinato había provocado algún tipo de cargo de consciencia, al cual ella mueve su cabeza con un “no”.