0.jpg

Hace un frío brutal en gran parte de Estados Unidos. Las temperaturas han registrado mínimos históricos (menos 34 grados Fahrenheit en el pico más alto del noroeste, Mount Washington, en New Hampshire), y está nevando como pocas veces antes (más de 50 pulgadas en unas horas en Erie, Pennsylvania, suficiente como para cubrir a un niño de 10 años).

El cambio climático está empeorando las cosas: a veces lo llamamos calentamiento global, pero también está enfriando el planeta. Veamos cómo.

En noviembre, 13 agencias federales publicaron un informe que vinculaba el cambio climático con la actividad humana, especialmente con la emisión de gases invernadero. La temperatura ha aumentado casi dos grados Fahrenheit en los últimos 115 años, convirtiendo este periodo en el más cálido de la historia moderna. Pero el cambio climático no se reduce al calentamiento global.

El nivel del mar ha crecido entre siete y ocho pulgadas en este periodo, y las inundaciones provocadas por la marea cada vez son más graves en 25 ciudades estadounidenses de la costa atlántica y del golfo de México. Los chaparrones cada vez son más intensos y frecuentes, sobre todo en el noreste del país. Las olas de calor también abundan y son cada vez más extremas, lo que, entre otras consecuencias, ha disparado los incendios forestales como los que han arrasado California este año.

LEER TAMBIÉN |  Se aproxima una tormenta invernal para el DMV

Aunque pueda resultar contra intuitivo, la frecuencia con la que se producen tormentas de nieve ha aumentado en el norte del país, mientras descendían en el sur y la costa del Pacífico. Entre 2013 y 2015, por ejemplo, se produjeron tormentas más frecuentes y con nevadas más fuertes. El motivo es un cambio en las corrientes de viento, que también ha provocado sequías como la que atenaza ahora a California.

Aunque el presidente, Donald Trump, no parece pensar lo mismo.

Este jueves, publico este mensaje en la red social Twitter: “En el Este, podría ser el Fin de Año MÁS FRÍO jamás registrado. Quizá podríamos usar para protegernos un poquito del viejo calentamiento global que nuestro país, pero no otros países, iba a costar con billones de dólares. ¡Abríguense!”.

LEER TAMBIÉN |  Tormenta invernal causa cierre y retrasos de escuelas en el DMV

 Trump ha retirado a Estados Unidos del acuerdo de París contra el cambio climático. Es el único país del mundo que no forma parte de este pacto.

¿Hay algo que podamos hacer los ciudadanos de a pie para combatir el cambio climático?

 Reducir las emisiones de dióxido de carbono, fundamentalmente, y de gases de efecto invernadero.

 Además, un grupo de 15.000 científicos de 184 países, que advirtieron de que el fin del mundo puede estar cerca si no hacemos algo para evitarlo, emitieron una serie de recomendaciones en noviembre. Entre ellas, algunas que usted puede seguir: comer más verdura y menos carne; tener menos hijos y educarlos en el respeto al medio ambiente; y usar tecnologías no contaminantes y combustibles verdes (energía solar o eólica, en vez de petróleo, gas y carbón). | Con información de Noticias Telemundo.