Capitán de selección de fútbol cae en manos de ‘La Migra’, huyó de su país para salvar su vida

Allan-Rivera.jpg

Allan Rivera un virtuoso y conocido jugador de futbol de Honduras esta recluido en una cárcel de inmigración en Stewart, estado de Georgia.

El excapitán de la Selección Sub-17 de Honduras está bajo custodia de ICE luego de que el joven fuera arrestado por la patrulla fronteriza.

El joven de tan solo 20 años huyó de su país para salvar su vida tratando de ingresar ilegalmente a Estados Unidos, informó Mundo Hispánico.

Según el inmigrante que habló en exclusiva con el medio local fue víctima de un intento de secuestro y extorsión en su país, principales razones para huir de Honduras y tratar de ingresar ilegalmente a los Estados Unidos.

LEER TAMBIÉN |  ICE: No habrá operativos contra indocumentados en albergues ante la llegada de Florence

El hondureño fue capturado por la patrulla fronteriza y entregado al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Rivera ha estado esperando cinco meses para su juicio de deportación. No obstante, el catracho dice que a pesar de la terrible experiencia que vive, prefiere quedarse encerrado antes de regresar a Honduras.

Según el testimonio de Rivera, en su país fue víctima de atracos e intento de secuestro. Sin embargo, no fue hasta que los delincuentes comenzaron a extorsionarlo y amenazarlo cuando tomó la drástica decisión de abandonar su tierra con las manos vacías y decidió emprender la travesía.

Rivera, que jugaba para el equipo Real España de su país, dijo que intentó cruzar la fronter sur de EEUU en busca de salvar su vida. Sin embargo dentro de muy poco tendrá que volver a un lugar donde su vida está en grave peligro.

TE PUEDE INTERESAR