Maras expanden sus fechorías y se apoderan de más territorios en El Salvador

Mara-Salvatrucha.jpg

Hace algunos años, residentes de los municipios al norte de los departamentos de Chalatenango y Morazán vivían sin que pandilleros les quitaran la tranquilidad.

En los últimos tres años, esa tranquilidad de la que gozaban los pobladores de esos municipios la han ido perdiendo poco a poco con el desplazamiento de pandilleros hacia esas lugares aparentemente para ganar terreno donde extender sus redes delictivas, según fuentes policiales.

Las autoridades policiales ven esta migración de las pandillas hacia pueblos que anteriormente eran tranquilos por la poca presencia de la Policía en esos lugares.

Otras de las motivaciones que mueven a los pandilleros a desplazarse a estas zonas es para ocultarse de las autoridades por ser perseguidos por la justicia para que paguen por sus delitos. En la mayoría de los casos, los pandilleros huyen a las zonas rurales y montañosas de estos municipios.

Desplazados.jpg

Los departamentos de Chalatenango y Morazán son los más afectados con los desplazamientos de las agrupaciones de las pandillas hacia esas zonas.

De los 26 municipios que integran a Morazán, en 24 de ellos delinquen 28 agrupaciones de la mara Salvatrucha y dos de la pandilla 18. La MS tiene presencia en 22 municipios; mientras que hay pandilleros de la mara 18 en dos poblados de Morazán.

En el departamento de Chalatenango se han afincado 21 agrupaciones de la MS y 8 de la pandilla 18 en 12 de los 33 municipios.

Al igual que en Morazán, las pandillas se han ido a asentar en poblados que varios años atrás no se veía ningún indicio de presencia de pandillas como La Palma, Agua Caliente, Dulce Nombre de María, La Reina, Nueva Trinidad, La Laguna, Comalapa, y Tejutla; entre otros.

LEER TAMBIÉN |  Esta escuela de Prince George estaría bajo la amenaza de la pandilla MS-13

De hecho, esos dos departamentos presentan aumentos significativos de los homicidios en este año.

Asesinato

Por ejemplo, Chalatenango registra 66 crímenes en este año; mientras que en el mismo período del año pasado se registraban 23 muertes violentas, lo que significa 187 por ciento de aumento.

Morazán reporta 65 asesinatos este año, pero el año pasado registraba 49 crímenes, lo que representa 33 por ciento de incremento.

Las autoridades policiales creen que el incremento de los homicidios en esos municipios del norte de Morazán y Chalatenango se debe a la presencia de las pandillas en esos lugares.

Maras.jpg          El Plan El Salvador Seguro (PESS) no ha mermado el crecimiento y el desplazamiento de las pandillas en los municipios donde se mantiene este programa con más ingredientes de prevención que de represión.

En los 50 municipios donde está el plan El Salvador Seguro, todos están afectados con la presencia de estos grupos delictivos.

El departamento de San Salvador tiene la mayor cantidad de municipios beneficiados con el plan. Los departamentos de Chalatenango y Morazán que se han convertido en refugios de las pandillas no están contemplados dentro del plan.

os 25 municipios considerados como los más violentos por registrar el mayor número de homicidios también tienen la mayor presencia de pandillas.

LEER TAMBIÉN |  VÍDEO: Sospechoso de atropellar a ciclista: “Y si no se acaba de morir, ahorita lo voy a matar”

Diez ciudades del departamento de San Salvador están incluidos en los “Top 25” o los 25 municipios más violentos, en los cuales se han cometido 1,150 asesinatos de los 2,299 que se registraron del uno de enero hasta el 23 de agosto de este año.

San Salvador es el departamento donde operan 92 agrupaciones de la MS y 88 grupos de la 18 en los 19 poblados.

Mejicanos, Ilopango, Chalchuapa, Colón, Izalco, Usulután, Moncagua, San Pedro Perulapán, Armenia, San Luis Talpa, Ciudad Arce, Coatepeque, Ayutuxtepeque, y Cuscatancingo. Los anteriores son municipios que integran el listado de los 25 más violentos, pero que han tenido incrementos significativos de homicidios este año con respecto al 2017.

En todas esas ciudades hay fuerte presencia de pandillas. En esos diez municipios con altos índices de violencia, la Policía ha detectado que operan 109 agrupaciones de las dos pandillas, las cuales serían las responsables del incremento de la violencia.

Llama la atención de las autoridades policiales que Ayutuxtepeque sume 28 homicidios entre enero y el 21 de agosto de este año; mientras que en el mismo período del año pasado registraba 8.

Mejicanos también experimenta un considerable aumento de crímenes: 78 asesinatos en 2018 contra 54 en 2017. Chalchuapa registraba 27 crímenes el año pasado, pero este año reporta 45. Moncagua en San Miguel también registra más homicidios. En el 2017: 27 muertes violentas y 36 este año, según registros de la Policía.

Vía|EDH