Suspenden a policía que utilizó pistola taser en una escuela para despertar a un estudiante

Pistola-Teaser.jpg

Un estudiante que al parecer todavía no se había adaptado al recién iniciado curso escolar y que permanecía dormido en un aula en la Liberty Preparatory School, en Smithville, Ohio, fue despertado con una descarga eléctrica para asombro de quienes presenciaron el suceso.

El joven, cuyo nombre no ha trascendido, dormía en clases y, por mucho que lo intentaran, su profesora no lograba despertarlo.

Preocupados por la situación, varios maestros acudieron al oficial de recursos escolares, una miembro a tiempo parcial de la policía local llamada Maryssa Boskoski, para que buscara un modo de despertar al adolescente.

Sin embargo, su iniciativa podría costarle el puesto de trabajo e incluso llevarla tras las rejas.

Ante la mirada estupefacta de alumnos y maestros de este centro chárter, Boskoski sacó la pistola Taser que le ha adjudicado su departamento de policía, retiró el cartucho y apretó el gatillo, según la WTMJ, canal afiliado a la NBC en Milwaukee.

Como era de esperar, el estudiante despertó de su profundo sueño, pero el acto ha levantado las críticas y hasta la ira de la comunidad escolar, tanto de los estudiantes y sus padres, como de otros profesores.

Una taser es una pistola eléctrica paralizante que dispara sondas que se adhieren a la piel de una persona y que transmiten 50,000 voltios de electricidad, junto con una descarga dolorosa y paralizante.

LEER TAMBIÉN |  Rescatan a bebé de morir por golpe de calor en auto; sospechan que padres estaban drogados

Pero si se retira el cartucho que contiene la sonda, precisa el diario capitalino, la taser puede sonar, emitiendo un rayo visible de electricidad, un zumbido audible y una sacudida dolorosa al impactar con el organismo de otra persona.

Sorprendidos por lo que acababan de ver, funcionarios del centro de estudio notificaron a los padres del estudiante sobre lo que consideraron un uso inapropiado de dicha pistola paralizante.

Al conocerse la noticia, Howard Funk, el jefe de policía de la localidad de Smithfield, se mostró “decepcionado de que esto haya sucedido”, según sus propias palabras, y notificó que la oficial Boskoski se encuentra en estos momentos de baja y sin derecho sueldo.

Sin embargo, otro reporte de News 5 Cleveland asegura que la oficial jamás disparó contra el cuerpo del estudiante dormido, sino hacia el vacío, y que fueron el chisporroteo y el ruido que hicieron los otros alumnos los que lograron despertarlo.

De acuerdo con Associated Press, todavía se investiga este incidente, mientras Funk le aseguraba a la prensa que se reuniría con el abogado de Smithville para ver si se deben presentar cargos.

Hace un mes, Boskoski, de 32 años, quien es miembro de la Reserva de la Fuerza Aérea y trabaja a tiempo parcial para el Departamento de Policía de Smithfield, ya había sido disciplinada por otro incidente relacionado con taser.

En esa ocasión, la oficial Boskoski no le retiró el cartucho a su taser antes de hacer lo que los oficiales conocen como ‘prueba de chispa’. Al apretar el gatillo, la pistola se disparó cerca de otro oficial.

LEER TAMBIÉN |  Una mujer había sido dada por muerta, pero en la morgue sucedió algo insólito

Si bien se comercializan como alternativas menos letales al empleo de armas de fuego, las tasers siguen siendo relacionado con docenas de muertes, según un informe del Washington Post de 2015:

“Las investigaciones muestran que, cuando se usan correctamente, los dispositivos son generalmente seguros y evitan lesiones tanto a policías como a civiles. Pero cuando los Tasers se usan excesivamente, o si los oficiales no siguen la política del departamento o las pautas del producto, el riesgo de lesiones o muerte puede aumentar, según las advertencias de productos de la compañía y los expertos policiales”, dice el texto.

En el caso de policías en servicio en centros escolares, el uso de esta herramienta de contención podría ser mucho más espinoso y delicado. Al ser empleadas contra menores de edad, incluso en medio de actos violentos, su uso sería analizado con una mayor profundidad.

Esto ocurrió cuando los oficiales de la Morgan Fitzgerald Middle School, ubicada en la localidad de Pinellas Park, en Florida, creyeron que se les hacía imposible someter a una menor que se encontraba en medio de una trifulca.

De acuerdo con un video de aquel incidente, un oficial disparó su pistola taser cuando la estudiante intentaba huir de la escena.

Vía|Noticias Telemundo