web analytics

Arrestado un militar hispano enviado a la frontera por Trump para frenar a los inmigrantes

El presidente, Donald Trump, ha enviado a 5.800 soldados a la frontera mexicana para frenar a la caravana de centroamericanos que se dirige pacíficamente hacia Estados Unidos para pedir asilo.

Ha insistido en que entre los inmigrantes hay criminales, sugiriendo que podría haber incluso terroristas islámicos. Sin embargo, el crimen por ahora lo ha cometido uno de los militares enviados por Trump, que está acusado de asaltar sexualmente a una mujer en un motel de Alpine, un pueblito tejano de 6.000 habitantes junto a la frontera.

Luis Carlos Ontiveros, de 30 años, fue arrestado el lunes en Alpine, donde estaba sirviendo como miembro de la Guardia Nacional dentro de la misión lanzada en abril por Trump para detener a la anterior caravana de inmigrantes llegados a la frontera. Una mujer le acusa de haber abusado de ella: la invitó a llevarla a su motel después de tomar unos tragos, y allí la desnudó y la manoseó antes de que pudiera escapar.

Ontiveros fue despedido en enero de 2017 por la oficina del sheriff del condado de El Paso (Texas), también en la frontera, un mes después de que fuera arrestado por conducir borracho, estrellar su automóvil y mentir a las autoridades que investigaban el incidente. Aún así, pudo continuar en la Guardia Nacional, donde sirve desde 2007 y es sargento.

Ontiveros es el segundo miembro de la Guardia Fronteriza arrestado desde que Trump desplegó a estas fuerzas en la frontera la pasada primavera.

Mientras tanto, otro militar identificado como Eden Baez, de 20 años, fue procesado en agosto por robar 1,5 kilogramos de metanfetaminas que supuestamente debería haber destruido. Baez se ha declarado no culpable.

LEER TAMBIÉN  Arrestan a un hombre por incendiar un edificio de apartamentos en District Heights

En la actualidad hay un millar de miembros de la Guardia Nacional en la frontera de Texas, a los que se han sumado los 5.800 soldados desplegados este otoño.