Esencial y en peligro: El COVID-19 le quitó la vida a una trabajadora de salud pública del Condado Prince George

PRINCE GEORGE’S, MD – Chantee Mack de 44 años, una trabajadora veterana de salud pública del condado de Prince George perdió la batalla en contra del Coronavirus dos meses atrás.

Familiares aseguran que Chantee sabía que el COVID-19 podía matarla. Ella ya había enfrentado desafíos de salud y no quería correr ningún riesgo durante la pandemia. Entonces ella pidió dos veces permiso para trabajar desde casa por ser parte de la comunidad de alto riesgo, pero dichos permisos fueron denegados.

__________

CUATRO SEMANAS DESPUÉS FALLECIÓ COMO CONSECUENCIA DE HABER CONTRAÍDO EL VIRUS. 
__________

“Ella era una alma fuerte” manifestó Roland Mack, hermano de la enfermera. 

La profesional de la salud trabajo durante años en el programa de enfermedades de transmisión sexual, su trabajo consistía en informar a las personas sobre los resultados y diagnósticos de las pruebas practicadas. De un total de 500 empleados, ella estuvo dentro de los 100 considerados como primordiales para estar en primera línea cara a cara con el Coronavirus. Su deceso fue registrado el 11 de mayo del presente año.

Foto | AP

Mack, perdió la vida después que el COVID-19 golpeó al Departamento de Salud del Condado de Prince George. El coronavirus infectó al menos a 20 empleados del departamento, algunos de los cuales habían asistido una reunión de personal donde se sentaron juntos, dijeron líderes sindicales.

«Somos los llamados al fuego para hacer esto durante una emergencia. Somos esenciales, la gente no nos mira como los primeros en responder, pero lo somos.” Manifestó a una televisora local  Rhonda Wallace, compañera de  Mack, ella como líder de una rama local de la Federación Estadounidense de Empleados Estatales, del Condado y Municipales, considera que, como otros miembros del sindicato, sienten descontento al respecto y enfatizó también que ella no estaba hablando por el departamento de salud, sino expresando su propio sentir e indignación ante la situación, pues cómo está enfermera también se han registrado otros casos en donde las autoridades han pasado desapercibidos los permisos por parte del personal de alto riesgo. 

Por su parte el titular de salud del condado, Ernest Carter dijo a través de un comunicado lo siguiente.

«El Departamento de Salud del Condado de Prince George está desconsolado por la pérdida de Chantee Mack. Era una valiosa miembro de la División de Servicios de Salud de la Familia desde 2001, y será extrañada.”

Mientras tanto el personal de salud sostiene que más que ser llamados héroes en primera línea piden ser escuchados por las autoridades del gremio  y se les permita trabajar en las condiciones salubres para el cuidado de su vida, sobre todo a aquellos profesionales que están en niveles de riesgo y evitar que casos como el de la enferma Mack se repitan.