Estados Unidos superó los 200 mil muertos por la pandemia del Coronavirus

Deborah Birx | Coordinadora grupo de trabajo COVID-19 Casa Blanca,

En las horas previas al amanecer del 30 de marzo, la doctora Deborah Birx se paró frente a la cámara en el césped de la Casa Blanca e hizo una predicción alarmante sobre el coronavirus, que para entonces había matado a menos de 3,000 personas en Estados Unidos.

“Si hacemos las cosas juntos, bueno, casi a la perfección, podemos llegar a entre 100,000 y 200,000 muertes“, señaló Birx, coordinadora del grupo de trabajo sobre el coronavirus de la Casa Blanca, a Savannah Guthrie del programa Today de NBC News. “Ni siquiera queremos ver eso”, agregó, antes de que Guthrie la interrumpiera.

[Los CDC vuelven a rectificar: recomiendan hacerse la prueba a los asintomáticos que han tenido contacto con infectados]

“Lo sé, pero me deja sin aliento con esa predicción”, dijo Guthrie. “Porque lo que te escucho decir es que ese es el mejor de los casos”, añadió.

“El mejor escenario”, respondió Birx, “sería que el 100% de los estadounidenses hicieran precisamente lo que se requiere”.

__________

ESTA SEMANA, LA PREDICCIÓN DE BIRX SE HIZO REALIDAD, YA QUE EL NÚMERO DE VIDAS PERDIDAS POR LA PANDEMIA EN ESTADOS UNIDOS SUPERÓ LOS 200,000.
__________

Para el medio día de este martes, Estados Unidos ya contabilizaba 200,428 muertos por COVID-19, siendo la comunidad hispana una de las más afectadas.

Expertos como el doctor Tom Frieden, exdirector de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), recordó que esto no tendría por qué haber sido así.

“Decenas de miles de personas no habrían muerto si la respuesta de Estados Unidos hubiera sido más eficaz”, declaró Frieden, ahora presidente de Resolve to Save Lives, una iniciativa de salud pública mundial.

Michael Osterholm, director del Centro de Investigación y Política de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota, señaló que la predicción de Birx a finales de marzo fue “muy aleccionadora”. Ese era el momento, dijo, de desarrollar e implementar un plan para detener o al menos frenar la propagación del virus.

[Los CDC reportan que el 45% de niños muertos por coronavirus en Estados Unidos eran latinos]

Eso no sucedió entonces y no ha sucedido desde entonces. “¿Dónde está nuestro plan nacional?”, se preguntó Osterholm. “¿Cómo estamos tan lejos de tener uno y po qué no lo tenemos?”, añadió.

“Tenemos un largo camino por recorrer”, concluyó.

De hecho, el país todavía enfrenta muchos desafíos para superar la pandemia, incluida una concienciación elemental. Los estadounidenses todavía están discutiendo sobre si deben usar máscaras, si el virus es grave y hasta qué punto es seguro reabrir ciertos negocios y reanudar ciertas actividades.

En resumen, el 100% de los estadounidenses, incluidos los funcionarios del gobierno, todavía no están haciendo exactamente lo que se requiere.

Via | Hechos