Estos 3 pequeños murieron hace 3 años por culpa de un conductor borracho en Maryland

UPPER MARLBORO, MD – El hombre responsable de un accidente de DUI que mató a tres pequeños niños pequeños en el Condado Prince George’s se encuentra pagando una larga condena tras las rejas.

Thomas Hawks, de 27 años, se enteró de su destino en septiembre 2019, después de que se declaró culpable de tres cargos de homicidio en un vehículo motorizado y dos cargos de DUI que causaron lesiones graves en julio.

El accidente mortal ocurrió la noche del 30 de diciembre de 2018. Fue entonces cuando Alexis y Juanita Mejía conducían a casa desde la iglesia, con sus tres hijos en el asiento trasero con sus respectivos cinturones de seguridad

Thomas Hawks

El automóvil de la familia fue embestido sobre el Indian Head Highway, cuando Hawks los golpeó por detrás. Los fiscales dicen que su nivel de alcohol en la sangre era más del doble del límite legal y que conducía a casi 70 mph. 

Alexis y Juanita, ambos sentados en el asiento delantero, resultaron gravemente heridos en el accidente.

Pero la parte trasera del automóvil de la pareja fue aplastado en el accidente. Sus hijos, los gemelos de 5 años Alexander Mejia y Rosalie Mejia, e Isaac Mejia de 1 año, murieron instantáneamente.

El informe policial detalla que Hawks les dijo que regresaba a casa de un juego de los Washington Redskins. Y al momento de realizarle una prueba de alcoholemia después del accidente, según los informes, pidió a los oficiales en la escena que le dispararan cuando se diera cuenta de lo que había hecho.

«Esta tragedia me ha cambiado para siempre», le dijo Alexis Mejía al juez, pidiéndole que usara la sentencia de Hawks para enviar un mensaje sobre las consecuencias de conducir en estado de ebriedad. «Queríamos a nuestros hijos más que a nada. Los extrañamos mucho».

Hawks también tuvo la oportunidad de hablar en la corte y le dijo al juez que había reservado una habitación de hotel cerca del estadio ese día, para no beber y conducir después de ir al juego de los Redskins. Dijo que estacionaría su auto en el hotel y caminaría hacia el juego. Luego, regresó al hotel. Hasta el día de hoy, Hawks dijo que no sabe por qué eligió ponerse al volante.

«El 30 de diciembre tomé la decisión más lamentable de mi vida», dijo Hawks. Sinceramente, desearía haber muerto esa noche, y todavía me siento así a menudo. Quiero disculparme desde el fondo de mi corazón con la familia Mejía «.

La sentencia del juez contra Hawks fue de 22 años de cárcel, que incluyen cinco años de libertad condicional cuando salga de la cárcel.