Para reflexionar: “Una mala decisión peatonal casi le cuesta la vida” a un guatemalteco de Hyattsville [+VIDEO]

HYATSVILLE, MD – En muchas ocasiones hemos escuchado la popular frase que dice “más vale tarde que nunca” pero al parecer nos cuesta entenderla especialmente si se ha tenido un día de arduo trabajo, la prisa por llegar a casa nos domina y fue justamente esa la razón por la cual Teodoro Mendoza un hombre de origen Guatemalteco ahora ronda las calles aledañas a los comercios en Hyattsville para pedir dinero y tener como sobrevivir un día a la vez.

Sentado en una canasta plastica que hace pasar como silla y apoyándo su brazo en un par de muletas Teodoro, asegura que nunca olvidara la tarde del martes 12 de mayo de este año cuando fue embestido por un vehículo. “Yo vi que no venía ningún carro y me tire la calle, fue en la 450 de Lanham iba para mi casa, pero no me cruce donde es, logre pasar un carril pero no me fije en el otro y así fue como me golpeo un carro gris, no vi que marca, quede ahí tirado sin conocimiento”. Relato el entristecido hombre y con una apesarada mirada.

Cabizbajo y haciendo una mueca de dolor intenta mover su pie izquierdo en donde ya tiene tres cirugías, carga dos platinos para reconstruir el daño ocasionado tras el impacto, Mendoza continua contando su historia a nuestro equipo de prensa.
» Yo allá me ganaba la vida sembrando maíz y verduras, pero me vine hace nueve años para sacar adelante a mi familia, tengo cuatro hijos, todavía están pequeños, mi esposa los cuida allá Huehuetenango, Guatemala, aquí le hago de todo, pero más que todo me he dedicado a la construcción, yo tengo que salir adelante por ellos.» agrega a su relato.

Durante los nueve años que ha vivido en la nación americana, ocho de ellos ha radicado en Maryland, sin familia, sin poder trabajar y sin nada asegura sentirse frustrado ante la impotencia de no tener dinero para costear gastos médicos ni siquiera para pagar la renta, pues su condición de ilegal no le permite tener ningún beneficio público. “Aquí no tengo a nadie, estoy solo, nunca pensé vivir esto, ahora vivo de lo que me regalan y así la paso”.

Lamentablemente en el caso de Teodoro poco ó nada se puede hacer, ya que según las autoridades del estado de Maryland, él es responsable de la condición en que se encuentra al haber cruzado la calle en una zona donde no es asignada para peatones, una lección que asegura haber aprendido de la manera más dolorosa, concluyendo en la entrevista un mensaje a la comunidad para que otras personas no repitan el calvario que él vive en carne propia.

Si usted desea tender una mano amiga a Teodoro Mendoza y conocer más sobre su situación no dude en llamar al 240-790-4236.